ARpsicología
Inicio
Presentación
   ¿Quiénes somos?
¿Dónde estamos?
  Áreas de Intervención
Tratamientos
  Talleres   Artículos de interés
  Enlaces

Volver

 

BULIMIA NERVIOSA


 

La bulimia nerviosa, es un trastorno de la conducta alimentaria que se caracteriza por frecuentes episodios en los que la persona ingiere grandes cantidades de alimento en un corto periodo de tiempo (atracones) durante estos episodios el individuo tiene la sensación de no poder controlar su conducta, de no poder parar.

 

Estos episodios van seguidos de intensos sentimientos de autorrepulsa y culpa que originan conductas compensatorias como por ejemplo: inducción de vómito, ayunos, enemas, ejercicio compulsivo o uso excesivo uso de laxantes y diuréticos.

 

Las personas que padecer bulimia nerviosa muestran una gran preocupación por la silueta y el peso. Sin embargo se mantienen con un peso normal en función de su edad y talla, existiendo cierta distorsión de la imagen corporal.

 

Se considera que actualmente la bulimia es más frecuente que la anorexia, habiendo experimentado un significativo crecimiento a partir de los años 80. Afecta aproximadamente al 2-3% de la población femenina adolescente y juvenil, siendo más frecuente en mujeres que en hombres.

 


Los síntomas de la bulimia nerviosa incluyen:

. Comer descontroladamente (atracones) para luego purgarse.
. Vomitar o abusar de los laxantes para perder peso.
. Usar el baño frecuentemente después de las comidas.
. Hacer ejercicio excesivamente.
. Preocupación por el propio peso.
. Problemas con la dentadura.
. Dolores de garganta.
. Depresiones o cambios de humor.
. Sentirse fuera de control.
. Ganglios hinchados en el cuello y en la cara.
. Reflujo, indigestión, hinchamiento.
. Menstruaciones irregulares.
. Debilidad, fatiga, y ojos rojos e inflamados.

 

 


Criterios para el diagnóstico de Bulimia Nerviosa (DSM-IV)

A. Presencia de atracones recurrentes. Un atracón se caracteriza por:
(1) ingesta de alimento en un corto espacio de tiempo (p. ej., en un período de 2 horas) en cantidad superior a la que la mayoría de las personas ingerirían en un período de tiempo similar y en las mismas circunstancias.
(2) sensación de pérdida de control sobre la ingesta del alimento (p. ej., sensación de no poder parar de comer o no poder controlar el tipo o la cantidad de comida que se está ingiriendo).

 

B. Conductas compensatorias inapropiadas, de manera repetida, con el fin de no ganar peso, como son provocación del vómito; uso excesivo de laxantes, diuréticos, enemas u otros fármacos; ayuno, y ejercicio excesivo.

 

C. Los atracones y las conductas compensatorias inapropiadas tienen lugar, como promedio, al menos dos veces a la semana durante un período de 3 meses.

 

D. La autoevaluación está exageradamente influida por el peso y la silueta corporales.

 

E. La alteración no aparece exclusivamente en el transcurso de la anorexia nerviosa.

 

Especificar tipo:

Tiipo purgativo: durante el episodio de bulimia nerviosa, el individuo se provoca regularmente el vómito o usa laxantes, diuréticos o enemas en exceso.

Tiipo no purgativo: durante el episodio de bulimia nerviosa, el individuo emplea otras conductas compensatorias inapropiadas, como el ayuno o el ejercicio intenso, pero no recurre regularmente a provocarse el vómito ni usa laxantes, diuréticos o enemas en exceso.

 

 


NOTA IMPORTANTE:
Es importante recordar que no debe, ni puede usted autodiagnosticarse. Únicamente un profesional cualificado tiene los conocimientos suficientes para hacerlo. Si Vd, se siente identificado con los síntomas, debe acudir a un profesional para someterse a tratamiento en las mejores condiciones de rigor y fiabilidad.

 


 

ARpsicologia


Terapia y Asesoramiento

Psicológico

volver