ARpsicología
Inicio
Presentación
   ¿Quiénes somos?
¿Dónde estamos?
  Áreas de Intervención
Tratamientos
  Talleres   Artículos de interés
  Enlaces

Volver

 

DEPRESIÓN

 

 


La depresión es un problema de notable importancia clínica y con un gran impacto psicosocial. El trastorno depresivo se origina como consecuencia de la incapacidad para resolver, de un modo adecuado, un problema o problemas.


Es de señalar que aunque un número considerable de pacientes no lleguen a reunir todos los criterios diagnósticos (ver más abajo) para ser diagnosticados de un tipo de trastorno de estado de ánimo, presentan sin embargo, algunas de las quejas características de estos pacientes, como por ejemplo: estado de ánimo depresivo, pérdida de interés por las cosas, o alteraciones del sueño entre otros.

 

 

Los síntomas depresivos se pueden agrupar en cinco categorías:

 

1.Afectivos: bajo estado de ánimo, pérdida de placer por las cosas, desesperanza, tristeza, infelicidad, frustración, vacio, culpa, vergüenza, enfado, ira.
2.Cognitivos: expectativas negativas, perciben mal el mundo, a los demás y a sí mismos (Triada cognitiva de Beck). Dificultad de concentración, ven los problemas de abrumadores, insalvables. Fallos de memoria, pensamientos negativos recurrentes sobre la muerte, ideas y creencias irracionales y desadaptativas, metas poco realistas, déficit en la resolución de problemas y en la toma de decisiones
3.Motivacionales: pérdida importante de motivación para realizar sencillas y cotidianas dado que no encuentran ninguna satisfacción. Falta de iniciativa, dependencia de los demás, expectativas negativas de cara al futuro,
4.Conductuales: pasividad, evitación. Lentitud psicomotora, quejas sobre lo que le rodea o somáticas, evitación de interacción social, déficit en habilidades sociales, déficit de actividades agradables.
5.Fisiológicos: aumento o disminución de peso, insomnio o hipersomnia, pérdida de interés o placer sexual, cansancio, dolores de cabeza.

 

 

El modelo cognitivo de la depresión: Modelo de A.T.Beck(1979)

 


 

1.- Historia personal y factores biogenéticos
2.- Esquemas cognitivos tácitos
Supuesto personal (Ejemplo: “para ser feliz necesito tener un hombre que me quiera”
3.- Acontecimiento actual activador
4.- Distorsiones cognitivas y pensamientos negativos automáticos (ejemplo; “ruptura de la relación de pareja” “Sin él no soy nadie” “soy un fracaso” “mi vida no merece la pena”.
5.- Circulo interactivo resultante
- Pensamientos (autocríticas)
- Afectos (depresión e irritabilidad)
- Conductas (llano, inactividad)
Nota.- Ver distorsiones cognitivas en la sección: Artículos

 

 

 

 


NOTA IMPORTANTE:
Es importante recordar que no debe, ni puede usted autodiagnosticarse. Únicamente un profesional cualificado tiene los conocimientos suficientes para hacerlo. Si Vd, se siente identificado con los síntomas, debe acudir a un profesional para someterse a tratamiento en las mejores condiciones de rigor y fiabilidad.

 


 

ARpsicologia


Terapia y Asesoramiento

Psicológico

volver