Inicio
Presentación
   ¿Quiénes somos?
¿Dónde estamos?
  Áreas de Intervención
Tratamientos
  Talleres   Artículos de interés
  Enlaces

 

Tabaquismo

 

 

La nicotina es una droga psicoactiva y la principal responsable de la adicción al consumo de tabaco. Es un potente agente adictivo. Una vez que ingresa en el organismo actúa sobre los mismos sectores del sistema nervioso donde actúan la cocaína, anfetaminas y los opiéceos.


El poder adictivo de la nicotina es la razón principal por la que se consume tabaco. Esta sustancia, cuando disminuye su concentración el organismo, produce en la persona nerviosismo, irritación y necesidad de fumar para restablecer la cantidad necesaria, es decir, que no se fuma por la sensación positiva que produce fumar, se fuma para eliminar los efectos negativos del descenso de nicotina en el cuerpo. Cuando se empieza a fumar las sensaciones físicas son desagradables, el organismo tiene que adaptarse a la sustancia; una vez la dosis es significativa y constante, comienzan los síntomas de abstinencia hasta que se repone la cantidad perdida.


C:\Users\Alicia\webAR\imagenespaginaweb\trastornos\tabaco15.gif

Cuando una persona fuma, la nicotina contenida en el humo del tabaco, pasa primero por los pulmones, luego por la sangre y a través de ésta se distribuye por todo el organismo, alcanzando en menos de 10 segundos el sistema nervioso, "golpea" el cerebro.

Al igual que pasa con otras drogas, se desarrolla el fenómeno de tolerancia, y es necesario aumentar progresivamente el consumo, para experimentar los mismos efectos. Por esta razón, los fumadores comienzan consumiendo solo 5 ó 6 cigarrillos, y con el tiempo se ven "obligados" a fumar 20 ó más.

 

DEJAR DE FUMAR AUMENTA LA CALIDAD Y CANTIDAD DE VIDA
A corto plazo
A medio plazo
A largo plazo
* Baja la tensión arterial y frecuencia cardiaca en 20’.
* Disminuye el monóxido de carbono y aumenta el O2 en 8 h
* Disminuye el riesgo de muerte súbita en 24 h.
* Se recupera el gusto y el olfato en 48 h

* Mejoría en la circulación y función pulmonar y mayor resistencia al esfuerzo, en 2 semanas a tres meses.
* Disminuye la tos y la expectoración.
* Menor riesgo de infecciones respiratorios en 1 a 9 meses.

* Disminuye a la mitad el riesgo coronario en 1 año
* Disminuye a la mitad el riesgo por cáncer de pulmón o boca en 5 años.

 

 

 

BENEFICIOS AL DEJAR DE FUMAR A LARGO PLAZO

Disminución de riesgo


* Patología pulmonar
. bronquitis
. enfisema

* Gastritis y úlcera duodenal
* Diabetes tipo II

* Osteoporosis

* Patología oncológica
. Cáncer de cavidad bucal
. laringe
. Pulmón
. Páncreas
. Vejiga, riñon
. cuello de útero

* Lesiones vasculares
. Infarto de miocardio
. Infarto y embolia cerebral
. Aneurisma de aorta
. Patología vascular periférica

Los trabajos de investigación han demostrado que la terapia cognitivo conductual para el tratamiento del tabaquismo posee un elevado índice de eficacia, se utilizan programas de tratamiento consolidados, pero siempre ajustándolos a las necesidades y características concretas de la persona que presenta el problema.

ARpscología ofrece talleres periódicos para dejar de fumar.

Información ver sección Cursos y Talleres.


Terapia y Asesoramiento

Psicológico

 

volver