Inicio
Presentación
   ¿Quiénes somos?
¿Dónde estamos?
  Áreas de Intervención
Tratamientos
  Talleres   Artículos de interés
  Enlaces

 

John Bowlby (1907- 1990) fue un psiquiatra y psicoanalista inglés famoso por sus estudios sobre la relación madre-hijo, y autor de numerosos libros .

En 1950 la Organización Mundial de la Salud encargó a este psicoterapeuta tareas de asesoramiento sobre la salud mental de los niños sin hogar.

Bowlby es el autor de la Teoría del Apego relativa al desarrollo de la afectividad en el ser humano. Desarrolló gran parte de su carrera profesional al área del apego y de la pérdida. Bolwlby nos ofrece una explicación sobre la tendencia en el ser humano a establecer fuertes lazos emocionales con otras personas y una manera de poder comprender las fuertes reacciones emocionales que se producen cuando dichos lazos son rotos o amenazados.

 

Teoría del Apego

El apego es el vínculo emocional que desarrolla el niño con sus cuidadores, la madre en la mayoría de los casos, aunque la idea central del argumento es extensible a todos aquellos miembros del entorno próximo al niño, con responsabilidad en su mantenimiento y que pueden atender sus demandas.

La tesis fundamental de la Teoría del Apego es que el estado de seguridad, ansiedad o temor de un niño es determinado en gran medida por la accesibilidad y capacidad de respuesta de su principal figura de afecto (persona con que se establece el vínculo).

Bowlby manifesta que estos apegos provienen de la necesidad que tenemos de protección y seguridad, declarándose en contra de aquéllos que creen que dichos vínculos se establecen sólo para cubrir ciertos impulso biológicos, como el impulso hacía la comida o el sexo.

 

Estilos de Apego:

 

Estilo Seguro: niños que mantienen relaciones armoniosas con sus madres o cuidadores, que le aporta una base segura desde la que enfrentarse a las diferentes situaciones que le rodean. Estos niños se muestran cooperadores, poco conflictivos, e inclinados a atender las demandas de la madre. El niño en estos casos acude rápidamente a la madre, le cuenta que lo pasó mal cuando se fue pero que ya está bien y continua tranquilamente con otras actividades.

El estilo seguro en el apego se ve favorecido cuando el estilo de relación de la madre con su hijo se caracteriza por la responsabilidad y responsividad.

 

Estilo Inseguros-resistentes o ansiosos: estos niños tienden a manifestar dificultades para tomar a la madre como base referente seguro para enfrentarse al mundo. Suelen mostrar ansiedad y ambivalencia con relación a su madre. Buscan por un lado, la proximidad de la madre, pero al mismo tiempo se resisten al contacto y reaccionan con gran y duradero estrés a los momentos de separación con la madre.

Las madres que mantienen una relación afectiva inconsistente con su hijo, se asocian con el desarrollo de estilos de apego ambivalente (inseguros resistentes) en el niño.

 

Estilo Inseguros-evitadores: son niños que tienen a mostrarse irritables y desapegados, debido a la frustración que experimentan en las relaciones con su madre. Evitan la proximidad con la madre, muestran escasa tensión cuando la madre se separa de ellos y permanecen distantes de la madre o directamente la ignoran cuando vuelve a reunirse con ellos.

Cuando la relación de la madre con su hijo se caracteriza por la desatención, cuando no abierto al rechazo, èste suele reaccionar, a su vez, con un estilo inseguro-evitativo.

 

 

volver